• Calle 15 #1-3, Los Jardines Metropolitanos, Santiago, Rep. Dom.
  • 809.276.8880 / 809.276.2180
    • 22 JUN 14
    • 0
    Rinoplastías

    Rinoplastías

    Hoy en día millones de personas se están interesando por mejorar su apariencia facial. Algunas personas, por inconformidad con la forma de su nariz que trajeron al nacer, otros a los que el inclemente paso de los años a hecho deformarla en conjunto con otras áreas faciales como los parpadas, los que han sufrido deformidades nasales por traumas o golpes y otros por el simple hecho de mejorar su respiración han acudido al cirujano especialista del área.

    Nada tiene un impacto mayor en una persona que la forma y tamaño que luce su nariz, la nariz es la porción más definida de la cara y un cambio en ella puede mejorar enormemente su apariencia.

    Toda persona preocupada en saber que tanto una rinoplastía podría mejorar su apariencia, confianza o salud es necesario que sepa como se realiza una rinoplastía y qué puede esperar de este procedimiento.

    Ningún artículo o panfleto podrá contestar todas sus preguntas pero un servidor en nuestro centro de cirugía estética Bellaforma podría contestar muchas de esas interrogantes. Como en toda cirugía estética, son pre-requisitos una buena salud, expectativas reales de la cirugía y una buena relación médico-paciente basada en la confianza creada en las entrevistas pre-quirúrgicas.

    El objetivo de la rinoplastia es mejorar la apariencia nasal, armonizando la nariz con las demás estructuras faciales. El tipo de piel, los rasgos étnicos y la edad son factores importantes que deben ser discutidas con el cirujano.

    La rinoplastía con fines estéticos debe realizarse cuando la nariz alcance su tamaño total, esto sucede normalmente entre los quince o dieciséis años; excepto los casos en que la respiración este severamente afectada. Si usted desea realizarse una cirugía de la nariz puede consultamos acerca de los aspectos funcionales y estéticos, los riesgos y expectativas de la intervención que son individuales para cada persona.

    Antes de decidir la realización de la rinoplastía debe usted preguntar a su cirujano facial si alguna otra cirugía adicional podría mejorar la apariencia de su cara. Porque muchas pacientes requieren de la colocación de implantes, (como por ejemplo el implante de mentón) para un mejor balance estético de la cara.

    Al momento de su decisión por una cirugía sea funcional o estética de la nariz es importante hacerlo con manos expertas donde se le pueda ofrecer a usted el más alto nivel de conocimiento y entrenamiento en el área, en especial el área facial. Usted estará mejor complacida con los resultados cuando usted tenga una idea realista de lo que una cirugía nasal podría o no mejorarle.

    Seguido de una decisión conjunta por la cirugía entre el paciente y el cirujano, se le tomaran fotografías y se discutirán las opciones disponibles. Donde se le explicará como las estructuras nasales, incluyendo los cartílagos y huesos pueden ser esculpidos para la remodelación de la nariz. Otra información importante después de una historia médica es la información concerniente a la anestesia, la facilidad quirúrgica y el costo del procedimiento.

    Para entender el Procedimiento

    La definición de Rinoplastía es literalmente remodelar la nariz. Las incisiones o heridas quirúrgicas son realizadas para el abordaje del sistema óseo y cartilaginoso, estas incisiones usualmente son realizadas dentro de la nariz, siendo estas invisibles. En otras ocasiones las incisiones o cicatrices quirurgicas son realizadas en la piel que separa las dos fosas nasales. El exceso de hueso y cartílago es resecado o cortado y en otros casos recolocados para proporcionar una nueva forma a la nariz.

    Por ejemplo cuando la punta de la nariz es muy grande se puede esculpir el cartnago de esta área para reducir el tamaño. El ángulo de la nariz con relación al labio superior puede ser alterado para un nuevo “look” más juvenil y estético.

    Los tejidos son recolocados sobre la nueva forma y las incisiones son cerradas con hilos que se absorben. Una férula de plástico termo-modificable es colocada por fuera de la nariz para ayudar a retener la nueva forma mientras la nariz sana. Un material suave es colocado en ambas fosas nasales para mantener la estabilidad de la nariz a nivel del septum que es la pared que divide las fosas nasales. En otros casos no es necesaria la colocación de estos materiales. Los riesgos de la rinoplastía son generalmente menores y sin tanta envergadura como otros procedimientos quirúrgicos.

    ¿Qué esperar después de la cirugía?

    Inmediatamente después de la cirugía una férula nasal estará colocada en su nariz para protegerla y para mantener las estructuras estables por lo menos por siete días. Si se coloca taponamiento nasal durante la cirugía éste es removido de uno a tres días después de la cirugía. Su cara se sentirá inflamada, especialmente el día después. Medicamentos para el dolor serán administrados pese a los escasos momentos en que estos son nesecitados. No podrá sonarse la nariz por lo menos ocho días después de la cirugía. El día después a la rinoplastia podría experimentar moretones e inflamaciones en el área de los ojos. Compresas frías reducirán estas inflamaciones. Las vestiduras nasales y férula serán removidas por lo menos siete días después de la cirugía.

    Es crucial seguir las indicaciones médicas como mantener la cabeza elevada por un período establecido y algunas actividades serán prohibidas. Debe ser evitada la exposición solar, el uso de lentes en el puente nasal, etc. Un seguimiento de la cicatrización debe ser llevado acabo y obviamente cualquier acontecimiento inusual deberá ser reportado.

    Leave a reply →